Bienvenida/o a mi pequeña scrap-ventana del ciberespacio...


Empecé con mi blog en inglés, Dare to Create...
Ahora he pensado que debía hacer otro en español para aquellas personas que no entienden ese idioma y que les apetezca saber qué pasa en mi vida, por mi cabeza, y qué crean mis manos...

Gracias por ojear este blog y deja algún comentario si te apetece. Por cierto, recuerda que existe el "scraplift", es decir, que si te suena algun proyecto probablemente lo hayas visto por ahí; si no lo he puesto, es que no me acuerdo, así que, si te acuerdas tú, me lo dices y lo escribo. GRACIAS.


"Sé creativo. Cuando todo parezca perdido, usa la imaginación. En los momentos de crisis, sólo la creatividad es más importante que el conocimiento." Albert Einstein.

martes, 22 de diciembre de 2009

¿Feliz Navidad?


¡Hola!

Puesto que a estas horas seguramente ya haya alguien celebrando sus millones, creo que ya podemos decir:

Abierto por Navidad

Quería compartir con vosotr@s unas palabras mías que tenía reservadas para estas fechas...


Aunque suene raro, puesto que se supone que el simple hecho de celebrar la Navidad lleva implícito el matiz religioso, hay mucha gente que, como yo, no acaba de compartir toda la vorágine de estas fechas pero se ve arrastrada por ella.

Trataré de explicarme. No hace falta hacer un análisis muy exhaustivo para ver en que se han convertido estas Fiestas para la mayoría de la gente; comer aunque no te apetezca, gastar aunque no tengas, sonreír aunque no tenga ganas… la palabra más adecuada sería derroche.

Hoy por hoy no está la cosa como para derrochar ni salud en las comilonas, ni dinero en los regalos innecesarios, ni energía en dar una imagen que no es la nuestra.


Banquetes navideños… No entiendo por qué no puedo cenarme unas longanizas de pollo con patatas fritas aunque sea Nochebuena, ni qué hay de malo en pasar las Navidades habiéndome comido sólo dos polvorones y sin haber probado el cava ¡que no me gusta!

Los gimnasios dan por hecho que harán su agosto en enero, después de las Fiestas. Somos unos patéticos muy predecibles, eso sí, defendiendo a ultranza que es absolutamente normal pesar entre 2 y 5 kilos más mientras recogemos los adornos una semana después de que todo haya acabado hasta el diciembre próximo.


Papá Noel, los Reyes,… Esa es otra. A mi casa venía Gaspar, aunque aún no sé muy bien por qué él y no cualquiera de los otros dos. A casa de mi vecina era Baltasar el que dejaba sus presentes en el sofá, según ella, porque era el Rey Mago que más dinero tenía. Todos nos creíamos que ese vaso de leche y esas galletitas que dejábamos en el comedor eran un tentempié para unos camellos que venían de Oriente y estarían cansados, vamos que entraban en casa al más puro estilo Matrix y se daban un pequeño festín a nuestra salud.

¡¡Uff!! Y que no te dejaran carbón… Un año a mi hermana casi le da algo porque creía que se había portado mal; mi madre tuvo que sacar enseguida los regalos ¡pobrecita!

Pero bueno, siguiendo con el tema, ahora resulta que los niños no pueden disfrutar de los regalos porque tienen que volver al cole y, no sólo les conceden el 7 de enero de tregua, sino que adoptan a un gordito anglosajón vestido de rojo para que les adelante la alegría y poder disfrutar unos días más.

Recapitulemos, el tal Noel, con todos mis respetos, viene el día 25 de diciembre, se come las galletas y jugamos un poco. Los otros tres vienen el 6 de enero, se comen las galletas y jugamos otro poco. Y luego me dicen a mí que como galletas…


¿Y los regalos? Eso es complicado… hoy en día la mayoría tenemos nuestras necesidades más que cubiertas por lo que casi hay que ponerse en la piel del mismísimo Sherlock Holmes para acertar con los regalos.

¿Qué le regalas a tu padre cuando no usa ni colonias, ni corbatas, ni fuma? Cuando los pañuelos tienen que ser de algodón porque si no le rascan la nariz y los calcetines sin costuras interiores porque le rascan los dedillos de los pies, sin mencionar que los de fibra vegetal son algo carillos.

Si hay algo en lo que simpatizo con los estadounidenses es en el uso de los cheques regalo; a ver, que no es que no me haya molestado en buscarte un regalo sino que con eso te puedes comprar lo que quieras o necesites, cuando quieras y lo necesites. Seguramente te hará más papel que esa lamparilla o figurita de una tienda multiprecio, o no te horrorizará tanto como un bonito suéter/vestido de esa tienda que hay allí, cuyo color resulta que odias, pero que no se lo puedes decir a quien te mira fijamente mientras abres el paquete o romperás su frágil y navideño corazón en mil pedacitos.


No creáis que me he olvidado de La Noche de Fin de Año ¿Dónde vamos? ¿Qué hacemos? Es la pregunta del millón… Busca sitio dónde ir y todavía queden entradas/plazas, porque casi siempre se hace a última hora. Paga un dineral por una cena que no lo vale o por un sitio que aún lo vale menos ¡¡porque tú lo vales!! Vestuario, peluquería, maquillaje, atrezzo,… ¡ni El Señor de los Anillos!


Y por último, derrocha alegría aunque te importe todo un pimiento… Eso significa que los Feliz Navidad surgen como si fueras una fuente de chocolate andante, que te salen agujetas de tanto sonreír, que hay gente que se cambia de acera cuando te ve… menos en Navidad...

Vamos a ver, que me parece estupendo que eso sea así si de verdad es natural, pero tampoco hace falta hacer el esfuerzo. Que si has tenido un mal día/mes/año, no pasa nada porque te lo saltes todo y te vayas a tu casa mirando al suelo, ya celebrarás tu Navidad en julio bajo el sol, por ejemplo.


¿Mi Navidad?

Pues sí, la de las longanizas con patatas en Nochebuena soy yo; ese año a mi abuela casi la atiende el 112 pero se acabó acostumbrando.

Regalos, los justos y necesarios. Sí, el padre del ejemplo es el mío, por lo que el año pasado se quedó sin regalo y no pasó nada; es que ya le habíamos regalado en otras ocasiones unos auriculares inalámbricos para la TV, un MP3, una tarjeta de TV para el portátil, y alguna cosilla más. Se ha modernizado a los 60 ¡si tiene hasta página en Facebook!

Nochevieja, sí pero moderadamente. Hace unos años que me cansé de celebrarla a lo grande; ahora la celebro más grande aún, cenita en casa con unos cuantos buenos amigos y un poco de desmadre asomados al balcón ¡y música de los 80-90! P.D. Este año tengo guardia…

En cuanto a la alegría, mucha. Intento ser natural por lo que se me nota enseguida cómo estoy. Normalmente sonrío y si me gritas, lloro. Es lo que hay. Yo soy de las que reparto Feliz Navidad, para qué negarlo, pero la sonrisa me sale sola, al igual que el resto de emociones.

Para mí la Navidad, religión aparte, es una excusa perfecta para respirar el buen rollo; aunque en ocasiones sea falso, no me importa porque se cotiza caro.

Yo intento disfrutar del ambiente, de los colores, de la música (no hablo de los villancicos de los supermercados),…

Intento retomar viejas amistades y pasar más tiempo con las de siempre, sonreír más si cabe, hacer pequeñas cosas que no se hacen el resto del año,…

No podemos negar que es inevitable que nos contagiemos en algún momento de la alegría que emana de esos días… Hasta yo, que voto por los Reyes Magos, me disfrazo de elfo para Nochebuena y disfruto de las caras que pone la gente cuando me ve; ese es uno de los regalos que me llevo por haber sido buena jejeje


En fin, que hagas lo que hagas, creas en lo que creas y regales lo que regales, que sea de corazón y no porque, según dicen, es Navidad.


Por cierto,

¡Feliz Navidad!




5 comentarios:

Mª Engracia dijo...

Feliz Navidad!!! y estoy contigo, siempre he pensado que los mejores regalos son los que salen del corazón.

Un besito

ana manzana dijo...

Me ha encantado tu reflexión, aunque lo que más me ha hecho reír es lo de los calcetines de tu padre, jaja

muchos besotes y.... feliz navidad! :)

kristintxo dijo...

Más razón que un santo!!! (Hablando de religión... no sé porque no puede ser una santa)
Desde Bizkaia también te deseo unas muy Felices Fiestas (con lo rico que está el pollo, y lo buena que es la música de los 80... bueno, ahí igual me he pasado!!!)
Besooooooos

inma dijo...

Tienes muchisima razon ,estoy contigo y bueno...Feliz Navidad desde el corazon un beso

Conchin dijo...

Casi que si Mariangeles, pero porque no contagiarnos de este montaje que son las navidades y aprovechar para salir de la rutina, ofrecer a alguien una sonrisa que le hace feliz o entregar y recibir ese regalito cuando este supone un esfuerzo mental y economico... y esas risas del momento de las uvas y los polvorones...
La Navidad esta aqui ya que tenemos que pasarla vamos a disfrutarla.

FELIZ NAVIDAD!!,
Conchin

Related Posts with Thumbnails